Translate here!

miércoles, 16 de abril de 2014

Nueva convocatoria :Cuentos para el andén



Nueva convocatoria abierta de textos de los chicos cuentos para el anden, para conmemorar el mes del libro, lo divertido es que durara solo tres días: 16, 17 y 18 abril, donde recibirán cuentos de 200 palabras máximo, con el tema o palabra una palabra: "noche"., el  ganador  será publicado en Cuentos para el andén y tres accésit que serán publicados en esta web.
el fallo del jurado sera el 23 de abril.

las bases del concuros la pueden ver en el siguiente link: grupoanden
.

martes, 15 de abril de 2014

Como escribir una novela: los personajes

Continuando con nuestro taller
Vamos hacer una desviación del tema principal para hablar de los personajes
1.- primero que nada, cuando ya has decidió el tema de tu novela , es mucho más fácil crearle un destino al personaje

2.-Responde las siguientes preguntas: ¿Cuál es el propósito del personaje en esta historia? ¿Por qué se requiere este personaje en la historia?

3.-Decide el propósito para el cual sirve tu personaje. ¿Estás creando un personaje principal o secundario? ¿La amada o el peor enemigo de un personaje principal? Al decidir con anticipación el papel que tiene tu personaje dentro de la historia, será más fácil crear una personalidad que quede con él.

4.-Dale a tu personaje algunas características básicas. Este será el esqueleto de la personalidad de tu personaje. ¿Cómo es físicamente? ¿Qué edad tiene? ¿De dónde viene y cómo fue criado? ¿Qué cosas le gustan y cuáles le disgustan? Piensa en tu personaje como en alguien que acabas de conocer y que estás tratando de conocer mejor. Esto no tiene que ser a gran profundidad. Después de todo, ¡se acaban de conocer! Además, incluso si no estás haciendo un cómic y si tienes algún conocimiento sobre dibujo, te ayudará dibujar a tu personaje para visualizarlo mejor. Si no estás muy contento con tus habilidades como dibujante, pídele a un amigo que te ayude.

5.-Escarba en el pasado de tu personaje. ¿Qué lo hizo como es ahora? ¿Existe algún oscuro secreto que el personaje cree que debe esconder? ¿Tu personaje nació bajo circunstancias extraordinarias o tuvo una niñez normal? Crea una biografía para tu personaje y profundiza en ello tanto como tú desees. A veces incluso escribo escenas cortas de memorias de mis personajes. Además, no temas agregar experiencias a tu personaje mientras escribes la historia. Tal vez te des cuenta de que para que tu personaje reaccione de la forma que quieres, algo debió haber sucedido en su pasado para tener esa reacción. Está bien cambiar la personalidad de tu personaje para que se acomode a la historia. Sólo asegúrate de regresarte y cambiar todo lo que hay que cambiar para que se acomode a la historia.

6.-Permite que tu personaje crezca y se desarrolle conforme la historia progresa. Los eventos de tu historia pasarán a formar parte de las experiencias y memorias de tu personaje y tendrán un gran efecto en sus pensamientos, acciones y actitud. Por ejemplo, si tienes un personaje muy solitario y pisoteado al que se le muestra un instante de amabilidad, la actitud de tu personaje cambiará, al menos temporalmente.


   
Consejos

Recuerda hacer que tus personajes parezcan reales. Nadie es perfecto, ni siquiera esos personajes perfectos que tanto se utilizan. Si quieres capturar algunos personajes realistas y valientes, súbete a un autobús. No al metro. Súbete a un autobús y ve al centro de tu ciudad. Presta atención a todos, puede que te topes con gente cuyo rostro te funcione para un personaje interesante. Con frecuencia estas personas son diferentes a las que vemos a diario en el trabajo o en la escuela. No dejes que te descubran viéndolos. No anotes nada, sólo procésalo. Presta especial atención a anormalidades. Advertencia: si vives en una zona peligrosa de la ciudad, o si te vez muy joven o vulnerable, evita este método. Además, no te pongas ropa cara o llamativa. Trata de sentarte atrás o en cerca de la persona (no junto a ella) y trata de escuchar cualquier cosa que diga. Presta atención a sus expresiones faciales, y analiza a qué le prestan más atención. No dejes que te descubran. ¿Qué hacer una vez que sabes que encontraste a alguien interesante? Trata de meter la personalidad de alguien que conoces muy bien (como a ti mismo) en el cascarón que has creado mientras observabas a esta persona.
Conserva tus historias viejas, incluso si no planeas terminarlas. ¡Los personajes pueden darte ideas e incluso ayudarte con la trama!
Observa lo que la gente real hace y piensa. La gente a tu alrededor. A veces, la gente más apagada tiene experiencias muy interesantes. Juega al psiquiatra. No te involucres y no seas tan obvio.
Presta atención a conversaciones, ya sean las tuyas o las de otros. Asegúrate de que la personalidad de tu personaje muestre se muestre en su hablar y ten en mente que el diálogo es un factor clave para hacer que tus personajes sean más reales, a menos que intencionalmente decidas no incluir diálogos en tu historia. Es difícil escribir un buen diálogo. Examina las películas y obras que creas que son realísticas, memorables, etc.
Nada es completamente maligno o bueno. Si es completamente malo o bueno, no es real. Haz que tus historias parezcan reales. ¡Incluso si incluyen dedos parlantes!
Para obtener buenas ideas de características para tus personajes, si eres bueno dibujando, haz un dibujo de tu personaje. Luego muéstralo a un amigo, extraño, a alguien, y pregúntale que tipo de persona cree que sea la de tu dibujo. La gente siempre juzga a los demás, así que al preguntar esto puedes formular algunas ideas.
Sigue haciendo esto hasta el punto en el que puedas preguntar a tu personaje lo que haría o diría en cierta situación incluso cuando eso no es necesariamente lo que tú quieres que haga, inténtalo y si no funciona entonces adapta la historia/el personaje para que se acomode.

Advertencias

Si eres impulsivo al crear personajes, y te involucres más en los sentimientos que en la planeación y el orden, terminarás creando un terrible melodrama. Si se te ocurre algún personaje, haz anotaciones y sigue agregando cosas cuando quieras, y luego vuelve a él después de un poco de tiempo (un par de días) cuando creas que ya te sientes más despejado y listo para enfocarte.

Información proporcionada por WikiHow
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...